Entrenamiento de Fuerza, la píldora mágica para la salud y la estética

Entrenamiento fuerza marbella

Durante mucho tiempo, se ha promovido el ejercicio cardiovascular como el ejercicio ideal para mantener la salud y la buena forma física. Sin embargo, hoy en día valoramos y le damos la importancia que tiene combinarlo, además, con entrenamiento de fuerza muscular.

Fuerza para la mejora de los aspectos estéticos

Es posible que “ponerse fuerte” no sea el primer objetivo de entrenamiento para una mujer, pero puede ser que no se sea consciente de que la fuerza es un aspecto importante para conseguir casi cualquier objetivo de fitness tanto en hombres como en mujeres.

El entrenamiento de pesas tiene un efecto favorable sobre la composición corporal.

Notarás un aumento de tu masa muscular. En hombres se verá un aumento del volumen muscular, pero en mujeres notarán un aspecto mas esbelto y tonificado. Las mujeres no tienen que temer a las pesas puesto que hay diversos factores que juegan en contra: la producción de testosterona, el tamaño y distribución de las fibras musculares, etc. Por ello es probable que el entrenamiento de fuerza deje a las mujeres con un aspecto mas firme y tonificado que con un físico grande y corpulento como en los hombres.

Veamos por qué, el entrenamiento de fuerza aumenta la masa muscular, por lo que tu metabolismo basal aumenta y por tanto, tu cuerpo quemará mas calorías en reposo. La tasa metabólica de reposo, o metabolismo basal, supone entre el 60 y el 75% del total de gasto energético diario (Stefanick, 1993). Además, quemarás más calorías durante el entrenamiento de pesas, debido a su complejidad y a un esfuerzo mayor. El efecto EPOC será mayor (Consumo de Oxígeno Post Ejercicio), lo cual mantendrá tu metabolismo acelerado hasta 48h.

Hay que destacar también que, el entrenamiento de fuerza controla la leptina, la cual, junto con la ghrelina, son hormonas encargadas de controlar el hambre, lo que favorecerá el control de la dieta y favorecerá así, el balance energético negativo necesario para la pérdida de grasa corporal.

Notarás una mejora de la postura, un buen tono muscular es el principal factor a la hora de mantener una buena posición. Una musculatura fuerte contribuye a mantenerlo sin que suponga una sobrecarga y mejora tu aspecto físico.

Además, el objetivo más importante a la hora de bajar de peso es perder grasa y no masa muscular y, en este sentido, el entrenamiento de fuerza cobra un protagonismo clave para tener éxito a largo plazo. La ingesta de proteínas en la dieta también juega un factor clave en este proceso, del cual hablaremos en otros posts.

Fuerza para la mejora de la Salud

Existen numerosos beneficios del entrenamiento de fuerza para la salud.

La osteoporosis, es decir, la falta de desarrollo o bien la degradación de la masa ósea, se esta convirtiendo cada vez mas en una enfermedad de la civilización no solo para las mujeres, sino también para los hombres. El entrenamiento de la fuerza ayuda de manera preventiva y como rehabilitación, reduciendo la degradación ósea. Una musculatura más fuerte puede evitar posibles fracturas y protege tanto al hueso como a las articulaciones.

En enfermedades metabólicas como la diabetes, el entrenamiento de fuerza mejora la sensibilidad a la insulina y a la homeostasis de la glucosa, lo que contribuye a la disminución del riesgo de desarrollo del síndrome metabólico. También, en las personas que ya tienen diabetes, mejorará el control de la glucosa, que es un requisito esencial para el aprovechamiento del azúcar en sangre. Por tanto, el entrenamiento de fuerza es importante para la lucha contra la diabetes como enfermedad metabólica.

La sarcopenia es un síndrome que se caracteriza por la perdida gradual y generalizada de la masa muscular esquelética y la fuerza. Esta representa un deterioro del estado de la salud: trastornos de movilidad, riesgo de caídas y fracturas, deterioro de realizar las actividades cotidianas, etc. El entrenamiento de fuerza es, actualmente, uno de los métodos mas eficaces para combatirla mediante la estimulación de la hipertrofia o incremento de fuerza.

Además de todos los beneficios citados anteriormente, también:

  • Mejora el perfil lipídico, tensión arterial.
  • Aumenta la GH y testosterona.
  • Mejora el estrés oxidativo a la capacidad antioxidante.
  • Previene el envejecimiento.
  • Reduce la grasa visceral.
  • Mejora la memoria y capacidad cognitiva.
  • Mejora la calidad de vida en cáncer.
  • Mejora la sensibilidad a la leptina.
  • Aumenta la oxidación de las grasas.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la movilidad articular y la flexibilidad.
  • Y mejora la calidad de vida en general.

Incluimos esta interesante tabla-resumen sobre los efectos de los cambios producidos por el entrenamiento de fuerza desarrollada por Warburton, Gledhill y Quinney (2001).

Indicadores salud fuerza resistencia

En conclusión, cerramos este post con la certeza de que el entrenamiento de fuerza debería ser parte de la rutina de ejercicios de cualquier persona. En BURN50 lo sabemos, es por ello por lo que lo consideramos como parte fundamental y unos de los pilares en nuestra metodología y se incluye en todas nuestras sesiones.

¿Necesitas alguna otra razón para entrenar fuerza? ¿A qué esperas para entrenar en BURN50 Fitness Experience? Contacta con nosotros para solicitar más información

COMPARTIR EN
TwitterFacebookwhatsapplinkedIn